Belleza Petrarquista

El ideal petrarquista de mujer: rasgos físicos
El cabello
El cabello de las damas se solía comparar con el oro.
El rostro
Antiguamente se comparaba el color de la piel con el color de las flores.
La frente
Preferían la imagen de la rosa, superpuesta con la de la Aurora.
Los ojos
Los ojos azules los comparaban con ventanas azules o con zafiros. Los ojos verdes, con esmeraldas. 
El cuello
Las imágenes insinuaban el color blanco, así la poesía  española convirtió la leche empleada por el Petrarca en marfil, alabastro, cristal o mármol blanco. Otra imagen asociada al cuello es la del aura seductora o manso viento que la acariciaba.
Las cejas
El ébano es la imagen canónica.
La boca
La imaginería entorno a la boca siempre apuntaba a la boca y los dientes. Los dientes se comparaban con perlas y los labios con rubíes. La sonrisa de la dama se solía comparar con un relámpago.
La mano
La mano de una dama es uno de los elementos corporales más descritos. El color blanco era una cualidad esencial y se comparaba con la nieve o las piedras lapidarias nobles y blancas.
Los pies
Este elemento era escaso en comparación con las manos. En caso de que apareciera, solía ser unido al motivo mitológico de la transformación de la amada en planta, como Dafne.
El pecho
Alrededor de él se agrupaban imágenes lapidarias. La mayoría apuntaban a la valoración afectiva de la dama.  
El ideal petrarquista de mujer: caracterización psicológica
El esplendor de la dama
Se comparaba con la luz, que se identificaba con el espíritu, la suma belleza, la fuerza creadora y la energía cósmica.
La dama etérea
Esto quiere decir que tenían un aura seductora y benéfica.
La castidad cautivante
Se compara con el laurel debido a la fábula de Apolo y Dafne. Cada parte del árbol es una parte del cuerpo humano:
  • Ramas  Brazos.
  • Hojas  Manos.
  • Raíz  Pie.
  • Tronco  Torso.
La singular rareza
La dama se comparaba con el ave fénix, única, especial, rara...   
La mansedumbre y la candidez
Las damas eran delicadas y apacibles, por eso este aspecto se comparaba con palomas.
La gracia del movimiento
La imagen de la cándida cierva se empleaba para indicar la blancura y pureza de la dama.
La dureza inquebrantable
Cuando las damas eran duras ante la solicitud del amante se comparaban con el mármol y el diamante.   
La amada fiera
Se usaba la imagen del áspid, víbora o serpiente para indicar la crueldad que se ocultaba en el interior de la dama.
La dulce guerrera
Era la visión del amor como una guerra y de sus efectos como batallas, asedios o asaltos.  
La bella enemiga
La dama era considerada una enemiga cuando no respondía a los ruegos amorosos del hombre enamorado.
La ''Donna Angelicata''
Las damas que poseían esta presencia eran como ángeles.

1. ¿Por qué crees que en el Renacimiento se concretó tanto el ideal de belleza femenina y, en cambio, no existe un canon masculino? ¿Crees que ocurre lo mismo ahora? Razona tus respuestas.
-No existía un canon masculino porque los que describían la belleza eran los hombres. Ya no ocurre lo mismo, porque en la actualidad la belleza la describen tanto hombres como mujeres.

2. Lee atentamente la entrada de canon de belleza de la "Wikipedia". ¿Estás de acuerdo con que se establezca un canon de belleza? ¿Crees que eso es beneficioso para las personas o, por el contrario, hace más mal que bien? Explica tus respuestas.
-No estoy de acuerdo con que se establezcan los cánones de belleza, porque en ellos se busca la perfección y en la realidad nadie es perfecto. No es nada beneficioso ya que por culpa de ellos las personas se separan en grupos sociales muy diferentes, y al fin y al cabo, todos somos iguales.



3. Encuentra en Internet una imagen actual de alguna persona que se acerque físicamente al ideal renacentista de mujer hermosa. Busca otra que, a tu parecer, cumpla los requisitos de la belleza en la actualidad. Señala las diferencias más importantes que encuentres entre ellas. 

Ideal de Belleza Petrarquista

Ideal de Belleza Actual


0 comentarios:

Publicar un comentario