Comentario literario de texto

 
 
 
 
Dicen que enfermo estaba el león, con dolor:
los animales fueron a ver a su señor.
Animóse con ellos y sintióse mejor,
alegráronse todos demostrándole amor.

Por hacerle servicio y por más le alegrar
convidáronle todos para darle yantar;
le rogaron señale a quien sacrificar;
mandó matar un toro, que podría bastar.

Partidor hizo al lobo; mandó que a todos diese:                       
este apartó el menudo, para que lo comiese
el león, a quien dijo la mesa bendijese;
para sí, la canal, la mayor que se viese.

“-Señor, tú estás enfermo; esta carne liviana
cómela tú, Señor, te será buena y sana;
a nosotros nos basta la canal, parte vana.”
El león se enfurece: de comer tiene gana.

Alzó el león la mano, como si bendijera,
y al lobo en la cabeza golpeó, de manera
que una oreja del casco casi le arrancó entera.
Luego ordenó a la zorra que la carne partiera.

La raposa, ladina, obedeció asustada;
todo el toro al león ofreció la taimada.
A los demás, las tripas y bofes, sin más nada.
Del león la raposa fue muy felicitada.

“-¿Quién os enseñó, amiga, a hacer la partición
tan buen, equitativa y llena de razón?”
“-En cabeza del lobo aprendí la lección,
del lobo tomé ejemplo para mi decisión.”

JUAN RUIZ, ARCIPRESTE DE HITA, Libro de buen amor.


***

 
Este fragmento pertenece al llamado la colección de exciemplos (fábulas y cuentos) que aparecen en el Libro de Buen Amor, escrito por el clérigo Juan Ruiz, también conocido como Arcipreste de Hita. El libro es una obra miscelánea,  predominantemente narrativa, considerada como una de las más importantes de la literatura medieval española (siglo XIV).  La obra contiene diversos temas: narraciones amorosas, elementos didácticos, composiciones líricas, etc…

Tema del texto: Crítica hacia el egocentrismo y la ambición de los líderes, y su carencia de sentimiento por los demás.

Resumen: El león (rey de los animales) se encontraba enfermo, por lo que todos los animales fueron a visitarlo y alegrarlo. Al rato, todos sus subordinados le pidieron que sacrificara algún animal para poder comer, y el león así lo hizo. Sacrificaron un toro y nombró repartidor del manjar al lobo, el cual intentó engañarlo dejando la peor parte al león. Éste, que no era tonto, al verlo lo abofeteó y nombró nueva repartidora a la zorra. Ella tras ver lo ocurrido, siendo astuta, le dejó la mejor parte de carne al león mientras que a los demás tan solo les ofreció tripas y pulmones. Ante esta repartición el león felicitó a la zorra por su gran trabajo. 
 
El fragmento consta de siete estrofas. Se trata de estrofas llamadas cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo, las cuales tienen cuatro versos (alejandrinos) cada una con rima consonante. Cada verso tiene un número diferente de sílabas (métrica irregular), y presenta el siguiente esquema métrico:
  • Estrofa 1: 15A - 13A - 13A - 14A
  • Estrofa 2: 14B - 13B - 13B - 13B
  • Estrofa 3: 16A - 16A - 14A - 13A
  • Estrofa 4: 15B - 14B - 14B - 15B
  • Estrofa 5: 15A - 16A - 18A - 16A
  • Estrofa 6: 15B - 15B - 14B - 14B
  • Estrofa 7: 15A - 13A - 13A - 14A
 
El texto se puede dividir en tres partes:
 
  • Primera parte: las dos primeras estrofas, en las que se explica el comienzo de la historia.
  • Segunda parte: las tres estrofas siguientes, en las que se desarrolla el conflicto de la narración.
  • Tercera parte: las dos últimas estrofas, en las que soluciona debido a la astucia de la zorra.
 
 
El cuento nos intenta enseñar una moraleja: de los errores se aprenden, los hayamos cometido nosotros o no.
Este podría resultar un consejo muy útil si todos pusiéramos un poco de nuestra parte y prestáramos más atención a nuestro alrededor.

0 comentarios:

Publicar un comentario