Las Jarchas



Una jarcha es una estrofa breve que, escrita en mozárabe, aparece como parte final o estribillo de algunos poemas árabes y hebreos (moaxajas). Tienen como principal tema las quejas amorosas, y son ''hablados'' por una mujer que se lo cuenta a su confidente la mayoría de las veces (la madre o un amigo).

En las jarchas la mujer que las canta suele ser dependiente del amante. Sufre si él se va, se pregunta cómo vivir sin él... Las siguientes jarchas son un ejemplo:

¡Oh madre, mi amigo
se va y no vuelve!
Dime qué haré, madre,
si mi pena no afloja.
---
La muerte es mi estado,
porque mi estado (es) desesperado.
¿Qué haré, oh madre mía?
El que me mima va a marcharse.

 

Otro tipo de dependencia del hombre se aprecia en las jarchas en las que la mujer intenta seducir al hombre que le atrae. Por ejemplo:


Mi señor Ibrahim,
oh tú hombre dulce
vente a mí
de noche.
Si no, si no quieres,
ireme a tí,
dime dónde
encontrarte.

 

También tenemos el caso contrario, en el que la mujer es la que rechaza al hombre, como podremos ver en los dos siguientes ejemplos:

¡No me muerdas, amigo! ¡No,
no quiero al que hace daño!
El corpiño [es] frágil. ¡Basta!
A todo me niego.
---
Vete, desvergonzado, y sigue tu camino,
que no vienes a mí con buena intención.

 

Hay muchos otros tipos de jarchas, pero siempre están relacionados con el tema de amorío. Por lo tanto en esta época se veía el amor como un tema de mujeres, los hombres no sufrían por desamor ni nada relacionado con ello. Aunque claramente eso no sería así, pero los hombres no debían mostrar este tipo de sentimientos a menudo. 

Como valoración propia, pienso que son un tanto interesantes pero aun así es demasiado atrasado para nuestro tiempo actual. Hoy en día, en general, la mujer no depende del hombre. Al menos es así en los países más desarrollados, aunque sigue habiendo estos pensamientos en muchos otros lugares, los cuales creo que deberían cambiar. Todas las culturas y religiones que siguen teniendo creencias de que el poderío del hombre sobre la mujer es correcto deberían cambiar su forma de pensar. Las mujeres también son valientes, fuertes e independientes.
Estos pensamientos vienen desde esta etapa de la historia, o incluso mucho anterior a ella. Es por eso que en la actualidad, desgraciadamente, aún exista este machismo.
Pero por otra parte, se podría decir que afortunadamente día a día vamos cambiando cada vez un poco más ese idealismo tan ridículo.

Finalmente, me apetecía relacionar el tema un poco con la actualidad, así que aquí os dejo una canción de John Lennon, en la que defiende a las mujeres por su supuesta inferioridad ante los hombres.


 

0 comentarios:

Publicar un comentario