A un olmo seco

A un olmo seco

Al olmo viejo, hendido por el rayo

y en su mitad podrido,

con las lluvias de abril y el sol de mayo,

algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina

que lame el Duero! Un musgo amarillento

le mancha la corteza blanquecina

al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores

que guardan el camino y la ribera,

habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera

va trepando por él, y en sus entrañas

urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,

con su hacha el leñador, y el carpintero

te convierta en melena de campana,

lanza de carro o yugo de carreta;

antes que rojo, en el hogar, mañana,

ardas de alguna mísera caseta,

al borde de un camino;

antes que te descuaje un torbellino

y tronche el soplo de las sierras blancas;

antes que el río hasta la mar te empuje

por valles y barrancas,

olmo, quiero anotar en mi cartera

la gracia de tu rama verdecida.

Mi corazón espera

también, hacia la luz y hacia la vida,

otro milagro de la primavera.

                                                                Antonio Machado.

✽✽✽

  • Tema: Proyección de la esperanza por la recuperación de su esposa, simbolizada con un olmo viejo.
  • Resumen: Descripción del olmo, en la que se destacan las hojas verdes que le han salido a pesar de estar medio podrido. Antes de que desaparezca por diversas causas, quiere dejar constancia de él y de su grandeza. Finalmente, expresa su deseo de que ocurra un milagro como el acontecido en el árbol.
  • Estructura
  1. En la primera parte (las cuatro primeras estrofas), el autor describe el olmo (que representa a su mujer enferma).
  2. En la segunda parte (desde el comienzo de la quinta estrofa hasta el verso 27), el autor muestra la importancia que tiene para él y el deseo de poder hacer algo respecto al destino del olmo (es decir, su esposa).
  3. En la tercera parte (los tres últimos versos), muestra la fe y esperanza del autor porque ocurra un milagro.
  • Comentario Crítico
A un olmo seco se trata de un poema escrito por Antonio Machado, autor perteneciente a la Generación del 98. El poema forma parte de una de sus obras más conocidas, Campos de Castilla, escrita en 1912. En esta obra mostró principalmente sus estados de ánimo, sus reflexiones sobre temas como la existencia humana, etc.

A un olmo seco, el propio nombre indica que se dirige a él. Machado consigue encontrar parecidos entre los rasgos del olmo  y los humanos y plasma sus pensamientos sobre ello, angustiándose por el paso del tiempo y la muerte. Es por ello que bajo la descripción de un viejo árbol aparece una interpretación oculta posible de comparar con la vida humana, con sus etapas de madurez y fuerte deterioro al pasar el tiempo. A pesar de la angustia que muestra por la ruina del pobre olmo, también aparece una mínima esperanza, que quiere referirse al resurgimiento de la vida, y que se simboliza con la ramita verde. Con esto, Antonio Machado quiere decir que siempre hay que tener fe y esperanza incluso en las peores situaciones.

Con la forma de expresarse, da la sensación de que el autor ha estudiado a fondo la vida, sus etapas y su esencia en sí. Este estudio cobra sentido al ver que dicho poema se crea justo cuando la esposa de Antonio Machado, Leonor, está sufriendo la última etapa de la enfermedad tuberculosis, imposible de superar. El autor vive un episodio de duro sufrimiento y dolor, mezclado con tristeza y melancolía. Es por ello que escribe este poema dedicado a ella, y en él expresa la esperanza que tenía puesta en que la joven mejorase.

Machado trata gran cantidad de temas que aún perduran desde mucho tiempo atrás, como son la muerte, el paso del tiempo, los secretos que nos esconde la vida... pero en su mayoría, sea cual sea el tema de la obra, decide expresarlo con pesimismo y nostalgia, usando además muchos símbolos, algo ya característico en sus poemas. 

Bajo mi punto de vista, este autor lleva razón en lo que nos intenta enseñar aquí, que es el hecho de no perder la esperanza ni la fe a pesar de todo, y también de pensar que debemos aprovechar el tiempo mientras tengamos vida, puesto que de lo contrario nos podríamos arrepentir en un futuro.


"De la propia muerte puede nacer la vida"

0 comentarios:

Publicar un comentario